Back to Articles

¿Qué es la huella de carbono?

Diferentes autores y organizaciones han dado varias definiciones de "huella de carbono" a lo largo de los años.

Reflora Writing team

Reflora Initiative

Published: March 7, 2022


La Iniciativa Reflora se centra en apoyar la creación y preservación de los bosques en todo el mundo, democratizando el acceso a los créditos de carbono. Para que todas las empresas y personas puedan compensar su huella de carbono y alcanzar la neutralidad a través de los créditos de carbono, es necesario proporcionar primero el cálculo de la huella de carbono.

¿Qué es la huella de carbono?

Diferentes autores y organizaciones han dado varias definiciones de “huella de carbono” a lo largo de los años. Actualmente, la definición más aceptada es “la cantidad total de GEI emitidos a la atmósfera directa e indirectamente a través de una actividad o acumulada durante la vida de un producto, incluyendo las actividades de individuos, poblaciones, gobiernos, empresas, organizaciones, procesos y sectores industriales”.

Con el fin de expresar las emisiones de diferentes GEI en una unidad común y permitir así la comparación de los impactos del calentamiento global de los diferentes gases, el “Potencial de Calentamiento Global” durante un período de 100 años (GWP100) se introdujo para poder asignar a los diferentes gases una equivalencia con el CO2. Esta es la forma más común de contabilizar la huella de carbono.

La huella de carbono es la cantidad total de GEI emitidos a la atmósfera directa e indirectamente a través de una actividad o acumulada durante la vida de un producto.

Esto significa que cuando una empresa tiene una huella de carbono de 1000 toneladas de CO2e, no significa necesariamente significa que sólo haya emitido CO2. Se tiene en cuenta una variedad de gases, como el metano, el óxido nitroso y los gases fluorados, que luego se convierten en dióxido de carbono. Por ejemplo, 1 tonelada de Metano emitida a la atmósfera se convierte en 28 Toneladas de CO2.

Existen varias normas que proporcionan directrices y métodos para calcular la Huella de Carbono. Algunas de estas normas son el GHG Protocol, la ISO (International Organization for Standardization) y el PAS (Publicly Available Specification). Según estas normas, las emisiones se clasifican en 3 grupos en función del control que se tenga sobre ellas:

 

  El alcance 1 son las emisiones directas procedentes de fuentes propias o controladas.
El alcance 2 son las emisiones indirectas procedentes de la generación de energía comprada a un proveedor.
El Alcance 3 son todas las emisiones indirectas de GEI (excluyendo el Alcance 2) que se producen en la cadena de valor de la empresa que reporta, incluidas las emisiones anteriores y posteriores.

El alcance 3 es difícil de calcular porque los datos suelen ser escasos e incoherentes. Durante el cálculo de las emisiones de este alcance, puede producirse una doble contabilización, ya que el alcance 3 de una empresa puede ser el alcance 1 y 2 de otra. Por estas razones, a diferencia de los alcances 1 y 2, el cálculo del alcance 3 es voluntario.

Cuando se analizan las memorias de sostenibilidad de varias empresas, tanto las emisiones totales como la contribución de cada alcance, es evidente que la información diverge mucho en función de las decisiones de lo que reporta cada empresa. Las que tienen una mayor responsabilidad medioambiental pueden considerar una gama más amplia de fuentes y, por lo tanto, pueden presentar una huella de carbono mucho mayor.

 

Por Marco Fernandes, Emissions Calculation.