Back to Articles

¿Qué es un proyecto? ¿Cómo los bosques ayudan al cambio climático?

El proceso de absorción de carbono de la atmósfera tiene que ver con la fotosíntesis, que conduce al mantenimiento y crecimiento de las plantas y los árboles. Esto da lugar a que el carbono sea capturado por encima del suelo (vegetación), por debajo del suelo (suelo: raíces) y por los árboles en descomposición. El almacenamiento […]

Tiago Alves

Reflora Initiative

Published: December 20, 2021


El proceso de absorción de carbono de la atmósfera tiene que ver con la fotosíntesis, que conduce al mantenimiento y crecimiento de las plantas y los árboles.

Esto da lugar a que el carbono sea capturado por encima del suelo (vegetación), por debajo del suelo (suelo: raíces) y por los árboles en descomposición. El almacenamiento varía con el tiempo, un bosque captura más carbono cuando su tasa de crecimiento es mayor.

Pero el papel de los bosques va mucho más allá del carbono, ya que desempeñan un papel importante en la mitigación del clima y en el equilibrio de nuestro bienestar. La regulación del clima, el control de la erosión, la purificación del agua, la conservación de especies e incluso la conexión espiritual son algunos de los servicios que prestan los bosques.

Al igual que cualquier otra forma de capital, si no invertimos en ellos, se degradan. Este principio se aplica a nuestro capital natural y, en lo que respecta a los bosques, todavía no hemos encontrado la forma de valorar muchos de los servicios que la naturaleza nos ha estado proporcionando de forma gratuita.

Rainforest de Marcel Kodama.

El mercado de créditos de carbono, en concreto cuando se trata de soluciones basadas en la Naturaleza, nos ofrece una forma de valorar estos servicios teniendo como base la compensación de las emisiones de gases de efecto invernadero de individuos y empresas. Reflora se centra en apoyar la creación y la preservación de los bosques en todo el mundo, democratizando el acceso a los créditos de carbono que crean un impacto medioambiental y social real.

El mercado voluntario de carbono permite a las empresas acceder y respaldar proyectos basados en la tierra que aportan un mayor valor para el medio ambiente y, a menudo, co-beneficios como el apoyo a los pueblos indígenas, la creación de puestos de trabajo y otras actividades promovidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Los bosques representan el 90% de la capacidad de absorción del suelo. Y cuando se trata de soluciones climáticas naturales, hay 4 tipos de proyectos que destacamos en el mercado de créditos de carbono: 1. Programa REDD – Conservación; 2. Aforestación o Reforestación; 3. Agroforestación; 4. Gestión forestal mejorada

Programa UN-REDD.

1. Programa REDD

La conversión y degradación de los bosques libera el carbono ya secuestrado en la atmósfera. En un escenario de población en constante crecimiento, es más difícil evitar que los bosques se conviertan en pastizales y plantaciones de soja o palma. Los bosques degradados y mal gestionados también presentan un mayor riesgo de incendios forestales que tienen consecuencias duraderas para el clima, la biodiversidad y la economía. Otras causas de la deforestación son la tala ilegal, la recolección de leña y las operaciones mineras.

“Entre 2015-2017 la pérdida global de bosques tropicales contribuyó al 8-10% de las emisiones humanas anuales de dióxido de carbono.”

El programa REDD aborda exactamente este problema de la deforestación y aporta valor, en forma de cantidad de carbono almacenado, al mantener los árboles en pie y en crecimiento. Se trata de proyectos de conservación que evitan activamente la reconversión de la tierra de actividades perjudiciales que han sido comprobadas. El objetivo es ofrecer incentivos económicos para preservar los bosques mediante la emisión de créditos de carbono relacionados con proyectos que buscan reducir las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques. Por definición, el compromiso con la comunidad local desempeña un papel muy importante y, en muchos casos, los proyectos pueden presentarles fuentes de ingresos alternativos que les incentiven a proteger los bosques autóctonos.

 

Los proyectos de forestación/reforestación (AR) actúan directamente sobre la captura de carbono de la atmósfera.

2. Forestación y Reforestación

Los proyectos de forestación/reforestación (AR) actúan directamente sobre la captura de carbono de la atmósfera y pueden aportar muchos beneficios colaterales a las comunidades locales. Se trata de proyectos que restauran terrenos que han sido degradados mediante la plantación de miles de árboles que generarán una fuente de ingresos mientras la naturaleza vuelve a crecer.

Dentro de los proyectos de RA es posible encontrar algunos que se centran en maximizar la cantidad de carbono almacenado, y otros que también aplican fuentes de ingresos alternativos que puede aportar los bosques, como el turismo sostenible o los árboles frutales.

Dado que estos proyectos exigen la plantación de miles de árboles en grandes áreas, requieren un mayor nivel de inversión y mano de obra. Por un lado, normalmente se traduce en un mayor precio de los créditos de carbono y, por otro, también ofrece la oportunidad de contratar a la población local.

Estos proyectos representan un soporte para nutrir el suelo, depurar y retener el agua y fomentar la conservación de especies, normalmente a través de especies autóctonas. Sin embargo, el uso de árboles también aporta valor económico, como es el caso de la madera.

 

Escena de “El eslabón perdido”, documental sobre el movimiento agroforestal en Brasil.

3. Agroforestación

Como ya se ha mencionado, los modelos de agricultura que se están utilizando vienen acompañados de grandes prejuicios y representan una de las mayores fuentes de emisión de Gases de Efecto Invernadero que se liberan. El uso del monocultivo, por ejemplo, puede expulsar todos los nutrientes que el suelo necesita para estar sano y que puede llevar a la degradación de la zona.

La agrosilvicultura tiene como base la diversificación de los cultivos y árboles que se utilizarán para apoyar la sostenibilidad a largo plazo. Además, esta combinación aporta múltiples beneficios, desde la seguridad de los cultivos alimentarios y la mejora de los estilos de vida en comunidades con el fin de capturar de carbono.

También podemos encontrar la agroforestería en los proyectos de conservación y ARR por su capacidad de aportar fuentes de ingresos adicionales.

 

Equipo que realiza el Sistema de Gestión CELOS (CMS), un sistema para la recolección de bosques lluviosos tropicales que tiene como objetivo causar una alteración mínima al ecosistema y al mismo tiempo proporcionar un retorno económico.

4. Gestión forestal mejorada

La Gestión Forestal Mejorada (GFM) actúa sobre los bosques de producción existentes adoptando nuevas prácticas específicas de gestión forestal o alterando el régimen preexistente de aprovechamiento de la madera o de alteración natural.

La forma de aprovechar los árboles para producir muebles o papel desempeña un papel importante en el equilibrio que tenemos entre la naturaleza y la sociedad. Sin embargo, todavía hay muchos casos de tala insostenible de árboles justificados por actividades ilegales y por la falta de beneficios económicos.

La aplicación de prácticas sostenibles requiere más recursos y tiempo, y los créditos de carbono pueden marcar la diferencia a la hora de decidir qué práctica de gestión aplicar. Muchos de estos enfoques se han utilizado durante siglos y la idea es replicar el ciclo de regeneración natural del bosque.